El libro de Isaías

jueves, noviembre 02, 2006

Alberto Salcedo Ramos en Arcadia


En el No. 13, especial de primer aniversario, la revista Arcadia le pidió a 11 escritores que leyeran (si no lo habían hecho) una novela clásica entre las colombianas y que le entregaran una crónica sobre los escenarios actuales en que aquellas transcurren. Por cierto, excelente (con una sola excepción) la selección de las novelas (¡ojo, profesores!), que cito en el mismo orden de la revista: La Vorágine, El amor en los tiempos del cólera, Sin remedio, La última escala del Tramp Steamer, ¡Que viva la música!, La casa grande, La tejedora de coronas, Las estrellas son negras, Cuatro años a bordo de mí mismo, Aire de tango, Mi hermano el alcalde.
Acerca de La casa grande investigó Alberto Salcedo Ramos, y al final su conclusión es apoteósica, y creo que aplicable a todas las novelas. Así termina su crónica (perdón Alberto por citarte tan largo):
“Sólo una de las personas con las que conversé durante mi peregrinaje por ciénaga ha leído La casa grande: el profesor José Manuel Elías. Los demás –el pintor, el poeta, el investigador, el historiador y el asesor de cultura- la desconocen. Todos ellos, eso sí, levantan el pecho para comentar que se sienten orgullosos de que se haya escrito una novela notable sobre su pueblo. Y algunos hasta afirman sin ruborizarse que Cepeda Samudio es el verdadero creador del Realismo Mágico, ´el mejor escritor de habla hispana dicho por todas las enciclopedias´. Nada nuevo, pienso: en este país la literatura siempre ha sido más citada que leída, más motivo de consejas parroquiales que de debates serios. Discutimos sobre la fama del escritor, sobre su relación con el poder, y nos desentendemos de lo que escribe, que es lo único importante. Por eso la historia nos atropella sin dejarnos ni una sola lección. Por eso la riqueza se nos esfuma y sólo nos quedan el olor y la leyenda”.
(Entre paréntesis, tres guiños: Arnoldo Palacios ya no vive en París –con Nicolás Suescún y Roberto Rubiano, lo tuvimos como jurado del concurso de novela corta para egresados del Taller de Escritores, a mitad de año-, y Las estrellas son negras y Cuatro años a bordo de mí mismo, sí han permanecido en catálogo).
Marianne Ponsford, directora de Arcadia, debiera sacarla cada 15 días, con el mismo perfil, es decir, dándole prioridad a los libros.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

karaoke CDs
Click Here